Las curiosidades del rodaje de ’55 Días en Pekíng

Se trata de una superproducción en el mejor estilo de Hollywood, debida al famoso Samuel Bronston. Filmada en Las Rozas de Madrid (Madrid) utilizando más de 500 extras españoles (roceños en su mayoría), y asiáticos.

Los actores españoles Alfredo MayoConchita MontesJosé Nieto y Fernando Sancho, aparecen en papeles secundarios. El solista Agustín Cánovas (armónica), español, participó en la banda sonora de la película.

La película supuso el derrumbamiento de Nicholas Ray, que debió abandonar el rodaje antes de su finalización, al sufrir un colapso por el abuso de alcohol y estupefacientes. La película fue terminada por los directores Guy Green y Andrew Marton. Nicholas Ray no volvió a dirigir una película hasta la década de 1970, apoyado por su amigo Dennis Hopper.

Según cuenta Charlton Heston en sus memorias (In the Arena), tal derrumbamiento vino precipitado por una agitada velada en el chalé que ocupaba Nicholas Ray en Las Matas: Ava Gardner reprochó duramente al director su actitud profesional.

Charlton Heston, tras la marcha de Guy Green por requerimientos de contrato, se encargó de dirigir las escenas que faltaban, según confirma Heston en su autobiografía.

La escena del baile en la película es de las más memorables de la historia del cine, por la gran calidad de los actores que la interpretan, en la misma, la Baronesa (Ava Gardner) luce el famoso collar y el Mayor Lewis (Heston) se enfrenta al grupo de bóxers, lo que provoca el entusiasmo del embajador alemán, lo que posteriormente le cuesta la vida.

Scroll al inicio